insecticida.es.

insecticida.es.

Métodos caseros para acabar con las pulgas en tu hogar

Introducción

Las pulgas son un problema común en muchos hogares, especialmente si tienes mascotas. Además de ser molestas para los animales, también pueden picar a los humanos y propagar enfermedades. Si estás buscando una forma de acabar con las pulgas en tu hogar sin tener que recurrir a productos químicos tóxicos, entonces has llegado al lugar correcto. En este artículo, te presentaré una serie de métodos caseros que puedes utilizar para controlar las pulgas en tu hogar.

1. Limpia tu hogar a fondo

La limpieza es la clave para acabar con las pulgas en tu hogar. Inicia con una limpieza profunda de toda tu casa, aspirando todos los rincones y fregando cada rincón. Es esencial que destaques a profundidad la porción donde usualmente están las mascotas o donde han estado hostigándolas las pulgas. Además limpia toda las alfombras y los muebles de tapicería con frecuencia para evitar que las pulgas se acumulen en estos lugares.

2. Utiliza trampas caseras para pulgas

Puedes hacer una trampa casera utilizando platos poco profundos llenos de agua con un poco de jabón líquido para platos. Situa las trampas en las zonas donde aparecen mayormente las pulgas por varios días, como es en donde usualmente se alojan tus mascotas, las zonas con mayor presencia de las mismas y zonas interiores en el hogar. Las pulgas son atraídas por el agua y el jabón líquido, cayendo y muriendo.

3. Usa hierbas y aceites esenciales

Diversas hierbas y aceites esenciales, pueden actuar como repelentes naturales para las pulgas. La lavanda, el romero, la citronela y el eucalipto son excelentes opciones. Además, la levadura de cerveza, diluida en agua, también tiene propiedades antiparasitarias. Antes de utilizar cualquier aceite esencial en tus mascotas, asegúrate de diluirlo y de consultar a un experto en el tema.

4. Puedes utilizar diatomeas terrestres

Las diatomeas son un tipo de algas que se descomponen en pequeños granos con bordes afilados cuando mueren. Estos bordes pueden perforar la capa exterior de los exoesqueletos de las pulgas, provocando la deshidratación y la muerte de las mismas. Las diatomeas terrestres son seguras para las personas y los animales domésticos, pudiendo utilizarse sobre alfombras, muebles, ropa de cama y jardines.

5. Utiliza vinagre y bicarbonato de sodio

El vinagre y el bicarbonato son dos productos caseros muy efectivos contra las pulgas. Para utilizar el vinagre, mezcla partes iguales de agua y vinagre en un rociador y aplícalo en las zonas donde se encuentran las pulgas. Para utilizar el bicarbonato, espolvorea generosamente sobre todas las áreas de tu hogar donde hay presencia de pulgas, deja actuar por un rato y luego aspira suavemente.

6. Lava todo frecuentemente

Lava toda la ropa de cama, almohadas, cortinas y demás telas con los que tenga contacto tu mascota. Utiliza un detergente fuerte para asegurarte que las pulgas son eliminadas. Es importante que lo hagas con frecuencia, para evitar que las pulgas se acumulen en estas zonas.

7. Cuida de tus mascotas

Las mascotas son uno de los principales portadores de pulgas, por lo que es importante cuidar de su higiene. Baña a tus mascotas y cepíllalas con regularidad y utiliza productos naturales como el aceite del árbol de té para repeler las pulgas. También asegúrate de que tu mascota se alimente correctamente para evitar debilidades del sistema inmunológico, lo que las hará más vulnerables a las pulgas.

Conclusión

Las pulgas son molestas y pueden ser un problema real en nuestro hogar. Afortunadamente, existen una serie de métodos caseros que pueden ayudarte a controlar las pulgas sin tener que recurrir a productos químicos tóxicos. Desde hacer una limpieza profunda de tu hogar a utilizar hierbas y aceites esenciales, hay distintas opciones que puedes probar para controlar las pulgas. Asegúrate de cuidar a tus mascotas y mantener tu hogar limpio regularmente para evitar futuras infestaciones.