insecticida.es.

insecticida.es.

Avispas vs abejas: ¿Cuál es la diferencia?

Introducción

Las avispas y las abejas son dos insectos comunes que pertenecen a la misma familia de los himenópteros. Ambas son importantes para el ecosistema y son conocidas por su capacidad para producir miel y polinizar las plantas. A pesar de esto, existen muchas diferencias entre las dos criaturas. En este artículo, vamos a analizar las diferencias clave y cómo entender estas diferencias puede ayudarte a tratar con ellas de manera más efectiva.

Apariencia y comportamiento

Las avispas y las abejas tienen una apariencia muy diferente. Las abejas son de color marrón o negro con una forma ovalada y peluda. Las avispas, por otro lado, tienen una estructura más delgada y cintura más pronunciada. Además, las avispas son mejor conocidas por sus colores distintivos que incluyen amarillo y negro. Las abejas tienen un comportamiento más dócil y suelen dejarte en paz si no las molestas. Las avispas, por otro lado, pueden ser más agresivas y peligrosas.

Comportamiento de las abejas

Las abejas son trabajadoras incansables. Trabajan en colonias de hasta 80,000 abejas, cada una con un propósito específico. Las abejas obreras son las que recolectan el néctar de las flores y lo transforman en miel. También trabajan para proteger la colmena de depredadores y construyen celdas para alojar a las larvas. Las abejas defienden agresivamente su colmena y atenderán a la reina para asegurarse de que tenga todo lo que necesita. En general, las abejas se mantienen calmadas y reservadas si no las molestan.

Comportamiento de las avispas

A diferencia de las abejas, las avispas son más solitarias. No trabajan en colonias grandes y no tienen una reina. En cambio, las avispas construyen pequeños nidos en lugares como tejas, debajo de las hojas, en ramas o en el suelo. Las avispas no tienen pelos en sus cuerpos, lo que las hace más vulnerables a cambios de temperatura. Debido a esto, es común ver avispas volando alrededor de fuentes de agua durante los días calurosos. A diferencia de las abejas, las avispas son más agresivas y peligrosas. Pueden picar repetidamente y no mueren después de hacerlo.

Alimentación

Ambas criaturas se alimentan de néctar y polen de las flores. Las abejas recolectan el néctar y lo transforman en miel, que utilizan como principal fuente de alimento. Las avispas, por otro lado, comen principalmente insectos y carne. También pueden ser atraídas por alimentos azucarados y grasa, y son conocidas por ser un problema en las barbacoas durante el verano.

La comida de las abejas

Las abejas son herbívoras y se alimentan principalmente del néctar de las flores. El néctar de las flores es una sustancia dulce que las abejas recolectan en su lengua y almacenan en su estómago. En la colmena, las abejas completan el proceso convirtiendo el néctar en miel. Las abejas también recolectan polen de las flores, que utilizan para alimentar a sus larvas.

La comida de las avispas

A diferencia de las abejas, las avispas son carnívoras y se alimentan de insectos y arañas. Las avispas también pueden ser atraídas por alimentos azucarados como los refrescos, pasteles y frutas. Algunas avispas son consideradas como 'parásitas', ya que ponen sus huevos en otros insectos. Cuando las larvas eclosionan, se alimentan del huésped y lo matan.

Diferencias en la forma de picar

Las abejas y las avispas tienen formas muy diferentes de picar. Las abejas tienen un aguijón que puede quedarse atrapado en la piel, lo que puede causar dolor y una reacción alérgica. Las avispas, por otro lado, tienen aguijones que pueden picar varias veces sin quedarse atrapados. Además, el veneno de una avispa es mucho más fuerte que el de una abeja.

La picadura de una abeja

Cuando una abeja pica, su aguijón se queda en la piel y puede seguir liberando veneno. Esto puede causar dolor e hinchazón. Si tienes una reacción alérgica, puede ser peligroso y necesitar atención médica.

La picadura de una avispa

Las avispas tienen aguijones que pueden picar varias veces. También tienen más veneno que las abejas. Cuando se pica por una avispa, la zona afectada se puede inflamar y picar durante varios días. En algunos casos, el veneno puede ser peligroso, especialmente si experimentas una reacción alérgica.

Cómo prevenir y tratar las picaduras

La mejor manera de prevenir picaduras de avispas y abejas es evitarlas en primer lugar. Si tienes un problema con avispas o abejas en tu hogar o propiedad, es importante abordarlo de manera segura y efectiva. Si ya te han picado, hay formas de tratar la picadura en casa.

Prevenir picaduras de abejas y avispas

Para prevenir las picaduras de abejas y avispas, es importante tomar medidas de prevención. Evita llevar ropa brillante y usar perfumes o lociones que contengan fragancias dulces. También puedes tomar precauciones para proteger tus alimentos durante las barbacoas y evitar dejar alimentos afuera por períodos prolongados de tiempo.

Tratamiento de las picaduras de abejas y avispas

Si te han picado por una abeja o una avispa, es importante que actúes de inmediato. Retira el aguijón si es una abeja y lávate la zona de la picadura con agua y jabón. Aplica una compresa fría para reducir la hinchazón y controlar el dolor durante los primeros días. Las cremas de cortisona y los antihistamínicos también pueden ser efectivos para controlar la reacción alérgica.

Conclusión

En resumen, las avispas y las abejas son insectos muy diferentes con apariencias distintivas y comportamientos únicos. Ambas son criaturas importantes para nuestro ecosistema, pero pueden ser una molestia si se encuentran en tu propiedad. Si debes tratar con ellas, es importante aprender a reconocer las diferencias entre las dos y tomar medidas preventivas para evitar las picaduras. Si ya te han picado, hay formas efectivas de tratar la picadura en casa.