insecticida.es.

insecticida.es.

Arácnidos similares a las arañas en casa: cómo diferenciarlos y controlarlos

Las arañas son uno de los insectos más comunes que se encuentran en los hogares, pero también existen otros arácnidos similares a las arañas que pueden habitar nuestras casas. Estos arácnidos no siempre son dañinos, pero algunos pueden causar problemas de salud y de seguridad en el hogar. Por eso, es importante diferenciarlos de las arañas y saber cómo controlarlos.

Los arácnidos comunes en casa

Dentro de los arácnidos comunes que se encuentran en casa, se encuentra la araña de patas largas o Pholcus phalangioides. Esta especie de araña es común en casi todo el mundo y es fácilmente reconocible por su largas patas y su cuerpo pequeño. Otra araña común en casa es la araña doméstica o Tegenaria spp.

Sin embargo, también podemos encontrar otros arácnidos similares a las arañas, como por ejemplo los opiliones, también conocidos como arañas o cazadoras delgadas. Aunque tienen una apariencia similar a las arañas, no son venenosos y no muerden. Los escorpiones también son comunes en algunas regiones y, aunque su picadura puede ser dolorosa, no son mortales para los humanos.

Diferencias entre arañas y otros arácnidos

Para diferenciar las arañas de otros arácnidos, es importante observar algunos rasgos en su anatomía. Las arañas tienen dos cuerpos principales, la cabeza y el tórax, así como ocho patas. Los opiliones y los escorpiones, por otro lado, tienen un cuerpo compuesto por una cabeza y un abdomen y ocho patas.

Más específicamente, las arañas tienen quelíceros (apéndices delanteros) que utilizan para morder y para inyectar veneno en sus presas, mientras que los opiliones y escorpiones tienen quelíceros más pequeños que utilizan para morder y comer. Además, los escorpiones tienen una cola con un aguijón venenoso en la punta.

Cómo controlar los arácnidos en casa

Para controlar los arácnidos en casa, es importante mantener una limpieza regular y evitar dejar alimentos y restos de comida al alcance de los insectos. También se recomienda sellar grietas y agujeros en las paredes y pisos para evitar que entren a la casa.

En caso de que los arácnidos sean un problema persistente, se recomienda utilizar insecticidas específicos que puedan controlar la población de arácnidos en la casa. También es importante leer y seguir las instrucciones del insecticida para evitar daños a las personas y los animales domésticos.

Conclusión

En resumen, es importante diferenciar los arácnidos que habitan en casa para saber cómo controlarlos de manera efectiva. Las arañas, opiliones y escorpiones son arácnidos similares que pueden ser encontrados en casa, y es importante observar su anatomía para diferenciarlos. Para controlar estos arácnidos, se recomienda mantener una limpieza regular y utilizar insecticidas específicos en caso de necesidad.